energía renovable

La energía solar es la fuente de energía renovable de mayor crecimiento, expertos han admitido que subestimaron la velocidad de crecimiento de esta fuente de energía renovable.

La energía solar fue la fuente de energía renovable de más rápido crecimiento durante el año pasado, superando el crecimiento de todas las demás fuentes de energía, según la Agencia Internacional de Energía (AIE). El estallido se atribuye en gran parte a los precios más bajos y a las políticas cambiantes del gobierno que alientan la realización de un cambio alejado de las fuentes de energía tradicionales, tales como carbón. China, por ejemplo, ha jugado un papel importante en la prominencia de las energías renovables, representando casi la mitad de todos los nuevos paneles solares instalados en todo el mundo.

Muchos expertos están anunciando una “nueva era” en la energía solar fotovoltaica (PV), anticipando que el crecimiento de la capacidad solar fotovoltaica será superior a cualquier otra tecnología renovable para el año 2022. De hecho, la AIE ha admitido que había subestimado la velocidad de crecimiento de esta fuente de energía renovable, observando que muchos países se están preparando para un boom solar durante los próximos años. Se espera que la capacidad de energía renovable de la India se duplique para el año 2022, superando a la UE.

Sin embargo, la AIE ha dicho que a pesar de estas cifras alentadoras, hay incertidumbre por delante. Esto principalmente debido al cambio en las políticas ambientales propiciadas por el Señor Donald Trump, como la de reactivar la explotación de carbón, la cual ha puesto en peligro la posición del país como el segundo mercado de energías renovables de más rápido crecimiento a nivel mundial.

Además, si la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos impone aranceles a las importaciones de paneles solares chinos, los cuales son más económicos que los fabricados por las empresas norteamericanas, medida que también tendrá un impacto en la implementación de este tipo de tecnología por parte de los usuarios. Sin embargo, el pronóstico por ahora, según la AIE, sigue siendo optimista y con un muy buen futuro por delante.