diagnóstico precoz

Un diagnóstico precoz de la enfermedad de Alzheimer le permitiría a las personas que padecen de esta enfermedad, realizar cambios en su estilo de vida los que pueden ayudar a retardar la progresión de esta lamentable enfermedad.

Una enfermedad neurodegenerativa crónica devastadora, la enfermedad de Alzheimer (EA) afecta en la actualidad a cerca de 35 millones de personas en el mundo. Causando un deterioro mental progresivo, en última instancia, avanza dañando las funciones corporales básicas, como caminar y tragar.

Los investigadores de la Universidad de Bari e Istituto Nazionale di Fisica Nucleare, en Italia, han desarrollado una nueva tecnología de Inteligencia Artificial (IA) que puede ayudar a identificar la enfermedad de Alzheimer una década antes de lo que los médicos generalmente la pueden diagnosticar, a través de un scanner MRI no invasivo del cerebro. Un diagnóstico temprano – antes de que cualquiera de los síntomas que un médico podría reconocer se haga evidente – podría dar a los pacientes una oportunidad de hacer cambios en su estilo de vida y  retardar la progresión de la enfermedad de Alzheimer.

“Utilizamos datos disponibles públicamente, consistentes en 67 exploraciones de resonancia magnética cerebral de la Iniciativa de Neuroimagenes de la Enfermedad de Alzheimer, incluyendo controles saludables y pacientes con EA”, dijo Nicola Amoroso, uno de los investigadores principales del proyecto. “Usamos esta cohorte para alimentar [nuestra] inteligencia artificial, luego una prueba independiente sobre aproximadamente 148 sujetos – incluyendo los controles,

De la Enfermedad de Alzheimer y los sujetos con deterioro cognitivo leve (MCI). De acuerdo con nuestros resultados, es posible distinguir un cerebro sano de uno con Alzheimer con una precisión del 86 por ciento. Crucialmente, también es posible detectar la diferencia entre cerebros sanos y aquellos con MCI con una precisión del 84 por ciento”.

Este no es el primer estudio que implica el uso de tecnología de vanguardia para ayudar a diagnosticar la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas. Los investigadores del Centro Médico de la Universidad de VU en Amsterdam también han estado utilizando resonancias magnéticas para tratar de llevar a cabo un diagnóstico temprano de la enfermedad de Alzheimer.

Otro intrigante enfoque de alta tecnología es uno que se está realizando por el Centro Médico Cedars-Sinai, la Universidad del Sur de California (USC) y la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), donde los investigadores están trabajando para desarrollar una prueba de diagnóstico temprano del Alzheimer.

“Nuestro objetivo es utilizar nuestro enfoque para otras patologías”, continuó Nicola Amoroso. “En particular, ahora estamos investigando la enfermedad de Parkinson, y los resultados preliminares son realmente alentadores. Sería muy importante apoyar estudios y ensayos clínicos para que nuevas terapias preventivas o modificadoras de la enfermedad puedan salir a la luz”.

Aquí puede leer un trabajo de investigación sobre el proyecto de aprendizaje automático de la Universidad de Bari.