El Dodge Demon muestra lo que es capaz de hacer en este video, dejando en claro que esta es una de las mejores cosas que puedes hacer con uno de los vehículos más geniales de este año.

El modelo 2018 del Dodge Challenger SRT Demon fue construido para las carreras de pique, pero ¿puede hacer algo más que solamente correr carreras de un cuarto de milla?

La respuesta es, absolutamente! Pennzoil puso al piloto de carreras Rhys Millen al volante de un Dodge Challenger SRT Demon y desató toda la furia del demonio en las calles de Pittsburgh, Pennsylvania. El resultado es el que tiene que ser uno de los mejores comerciales para aceite de motor realizados hasta la fecha. Titulado “Exorcising the Demon”, cuenta como un Dodge amarillo brillante va a la deriva a través de las calles oscurecidas de la ciudad.

El Dodge Demon fue concebido para las carreras de un cuarto de milla, pero sigue siendo un vehículo de tracción trasera con más de 800 caballos de fuerza. Con tanto poder, quemar neumáticos es relativamente fácil, permitiendo que el vehículo se deslice. Así que aunque Dodge no haya tenido el drift en mente, este muscle car demoníaco puede hacerlo, y hacerlo bien.

El dispositivo de encuadre para este video, repleto con referencias a exorcismos reales y demonios, es ciertamente un poco tonto. Y todo esto es sólo un medio promocional para Pennzoil. Pero los dos minutos en que se ve correr al Dodge Demon por las calles de seguro valen la pena de ser vistos.

Presentado en el Salón del Automóvil de Nueva York del 2017 a principios de este año, el Dodge Demon sin duda le hace honor a su nombre. Su motor Hemi V8 de 6.2 litros sobrealimentado produce 840 caballos de fuerza y ​​770 libras-pie de torque cuando se alimenta con combustible de carreras de 100 octanos, la que Dodge afirma es la mayor potencia producida por un motor V8 de producción en serie hasta el momento.

El Dodge Demon también cuenta con una gran cantidad de equipos previamente encontrados sólo en los vehículos de carreras, incluidos los neumáticos de pique y un TransBrake para su caja automática de ocho velocidades. Ah, y sólo tiene un asiento (se puede comprar los adicionales por solo US$ 1 cada uno).

Dodge afirma que el Demon es capaz de recorrer el cuarto de milla en tan solo 9,65 segundos a 224 kmh. Eso es tan rápido que Dodge dijo que el automóvil fue “prohibido” de las carreras de pique por la National Hot Rod Association (NHRA). Aunque en realidad, la NHRA sólo requiere que los vehículos tengan el equipo de seguridad reglamentario que el Dodge Demon no tiene. El Demon es tan rápido como un auto de carreras, por lo que debe tener la misma cantidad de características de seguridad.