El nuevo Chromebook 11 C771 de Acer es rápido y tiene una robusta carcasa, lo que le permite realizar tareas demandantes y resistir eventuales caídas.

Cuando lo que quieres es un dispositivo portátil como un Chromebook, la elección entre rendimiento y robustez suele ser una de las características más importantes: se puede obtener una máquina duradera o un hardware rápido, pero rara vez ambos en un mismo dispositivo. Por esto Acer cree que puede haber logrado el objetivo de juntar ambas características en su nuevo Chromebook 11 C771.

Chromebook 11

El Chromebook 11 C771, que teóricamente combina un cuerpo resistente con una potencia de procesamiento mejor de lo habitual. El sistema es el primer Chromebook de 11,6 pulgadas que integra dos procesadores Intel de sexta generación, que prometen una mejora sustancial en la potencia y velocidad por sobre sus rivales además de una duración de la batería que bordea las 13 horas en un modelo sin pantalla Touch.

Si bien el modelo básico trae un procesador Celeron de 1,6 GHz, en septiembre se lanzaran los modelos más potentes con procesadores Intel Core i3 e i5 que deberían realizar tareas web mucho más exigentes.

En cuanto a la durabilidad, Acer promete que el Chromebook 11 C771 puede sobrevivir hasta 132 libras de fuerza cuando se cierra, por lo que no debe agrietarse si se aprieta mucho en la mochila a si se te llega caer desde una altura no muy alta, como un escritorio.  También cumple con las normas militares de resistencia a las salpicaduras, la resistencia al polvo y la resistencia al agua, así que no se asuste si derrama su bebida o café sobre el dispositivo.

Acer está orientando al Chromebook 11 C771 a los negocios a los ejecutivos de negocios y a los estudiantes universitarios. Con respecto a los precios de venta, se espera que el nuevo Chromebook 11 C771 bordee los US$ 280 y US$ 330, para la versión con el procesador Celeron y el tipo de pantalla, regular o Touch, el equipo debería estar disponible en agosto en su versión más básica y en septiembre con las versiones i3 e i5, por lo que es mejor esperar a que las versiones más potentes lleguen al mercado.

La gran pregunta es: ¿cuál será el precio de las variantes Core i3 e i5? No deberían ser demasiado caros en un sistema como este, pero pueden ser más difíciles de vender si están más cerca del precio de un portátil con Windows.

Compartir