La cámara drone, llamada “Int-Ball” le permitirá a los astronautas pasar más tiempo trabajando en experimentos, y menos tiempo realizando filmaciones para documentar los hechos.

Los astronautas que se encuentran a bordo de la Estación Espacial Internacional tienen un nuevo compañero robótico para jugar. La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) ha lanzado las primeras imágenes tomadas por el “Int-Ball”, una cámara esférica que flota alrededor de la tripulación. Con su pintura monocromo y ojos azules circulares, se parece un poco a la Eva de Wall-E o al menos a su cabeza, a algún tipo de prototipo. Cabe destacar que el Int-Ball puede moverse autónomamente o ser controlado por operadores. Las imágenes se transfieren en tiempo casi real, lo que permite al personal de JAXA evaluar rápidamente los problemas y ofrecer posibles soluciones a los residentes de la ISS.

La cámara drone Int-Ball podría hacer que los astronautas sean más eficientes en la ISS. JAXA dice que los miembros de la tripulación pasan cerca del 10 por ciento de sus horas de trabajo con una cámara filmadora en la mano, filmando el trabajo o el equipo que requiere una evaluación adicional. Una cámara drone flotante podría, en teoría, aliviar a la tripulación de esa responsabilidad, dándoles más tiempo para realizar experimentos y realizar diversas reparaciones. La cámara drone Int-Ball fue entregado a la ISS el 4 de junio, utilizando un cohete SpaceX Falcon 9 y, por primera vez, una cápsula de carga Dragon reutilizada. Ahora vive dentro del módulo de ciencia de la estación “Kibo”.

En el núcleo de la cámara drone Int-Ball, que mide 15 cm de diámetro, es una unidad de control de tres ejes. El cerebro en forma de cubo maneja 12 ventiladores situados cerca de la superficie del robot, que ajustan su posición en gravedad cero. Una cámara de navegación mira hacia fuera en busca de puntos rosados 3D, lo que sirven como puntos de referencia para la cámara drone dentro de la Estación Espacial Internacional.

La cámara de grabación, mientras tanto, se encuentra entre los dos ojos para que los astronautas puedan identificar fácilmente lo que están viendo. JAXA dice que ahora se enfoca en mejorar las capacidades de la cámara drone Int-Ball para que sea más útil y autónoma dentro de la estación.