Que están haciendo las grandes empresas de internet para mejorar la seguridad?

El tema de la seguridad informática es un tema que en el transcurso de los años, a medida que la conectividad a través de internet ha ido aumentando, ha tomado cada vez una mayor relevancia para los usuarios y también para las empresas. Esto, debido a que la tasa de intentos de suplantación mediante el robo de claves es cada vez mayor. A continuación analizaremos el tema con un poco mas de profundidad.

La seguridad informática y la protección de datos ha sido un tema recurrente e importante durante este año. Nuevos productos como Windows 10 han apostado por el uso de identificación biométrica para el ingreso a la información (Windows Hello) y fabricantes de teléfonos como Apple y Huawei siguen desarrollando los lectores de huellas dactilares en móviles, logrando cada vez más velocidad en el uso.

La tendencia también se ha extendido a internet, donde los gigantes de la red y los navegadores también han estrenado nuevas herramientas, que buscan proteger la información pero también acercar estas opciones usualmente reservadas a usuarios más conocedores a un público general.

Tal es el caso de los últimos lanzamientos de Google y Mozilla, con el nuevo sistema de administración da datos “Mi cuenta” y la protección de tracking en el navegador Firefox, respectivamente.

En el caso de Google, la idea era establecer “una interfaz donde se reúne toda la configuración de privacidad y seguridad de las cuentas”, dice Gabriela Hadid, especialista en educación de usuarios de Google Latinoamérica. “Una de las críticas que escuchamos en estudios es que menos del 10% de los usuarios cree que tiene control sobre su información en internet”, por lo que se estableció este portal donde se ven todas las configuraciones relacionadas a la cuentas Google.

Según datos de Google, 46% de los ataques de phishing son exitosos.

Uno de los puntos que más destaca el nuevo sitio, disponible desde hace algunas semanas y complementado recientemente con la página “Sobre mí” (que entrega controles sobre qué informaciones son públicas o no en relación a la cuenta Google), es el uso de la verificación de dos pasos.

Este método de protección busca darle menos relevancia a la contraseña, haciendo que sea necesario un segundo dato para poder acceder a una cuenta. “Es el método más efectivo para evitar el phishing”, dice Hadid, agregando que parte de su misión es “explicar que la verificación de dos pasos es como el token del banco o una clave de coordenadas. Es algo que sabes –tu contraseña– y algo que tienes –el código que llega a tu teléfono–”.

La verificación de dos pasos puede ser habilitada en un par de minutos y el único cambio que trae es que para iniciar sesión se deberá incluir un segundo código, que se recibe en el teléfono o se muestra en una aplicación móvil que lo genera automáticamente. La ventaja es que incluso si alguien logra obtener la contraseña de una cuenta, no podrá acceder a ella. Esto es particularmente útil si se toma en cuenta que un 46% de los ataques de phishing (el intento de acceder a las claves a través de engaños en la web) es exitoso, según datos globales de Google.

El fin del rastréo

En el caso del lanzamiento de Firefox, la idea responde a un tema cada vez más polémico en internet: el rastreo de usuarios a través de la red. Para evitar esto, Mozilla incluyó la función “Tracking Protection” en la versión 42 del navegador, lanzada hace un par de semanas.

“Si el usuario tiene esta opción activada, no habrá cargas de terceras partes en las páginas que abra y que estén enfocadas en trackers. Hay una lista de trackers y si uno intenta cargar cuando se usa Firefox, será bloqueado, sin que pueda acceder al usuario”, explica Denelle Dixon-Tayer, directora de temas legales y negocios de Mozilla.

Por ahora la función es experimental, estando disponible sólo en el modo de navegación privada de Firefox, pero la ejecutiva no descarta que en el futuro se pueda ampliar al uso normal del navegador.

“Esto permite al usuario proteger sus datos y el uso de ellos, respecto a terceros. Muchas veces ni siquiera saben que estas terceras partes están en la página, y les da ese conocimiento también”, explica Dixon-Thayer.

El uso de esta herramienta puede generar -en algunos casos- el bloqueo de parte de los sitios, por lo que puede darse que “Tracking Protection” actúe como un “ad blocker”, programas que evitan la carga de publicidad y que se han vuelto muy conocidos, especialmente después que iOS 9 permitiera la instalación de productos de este tipo.

“Si los avisos usan tecnología de terceros para mostrar el contenido, entonces la herramienta va a bloquear avisos. Pero no está enfocado en esto, somos neutrales en cuanto a contenido”, dice la ejecutiva.

La nueva función de “Tracking Protection” está disponible en las versiones de Firefox para Window, Mac OS X y Android.

El 40% de los usuarios no configura la privacidad de sus redes sociales

¿Has empleado unos minutos de tu tiempo en conocer la configuración de la privacidad de tus redes sociales y ajustarla a tus necesidades de uso?

No es algo sencillo, ya que en algunas plataformas estas opciones aparecen más escondidas que en otras, pero es necesario para no llevarnos sorpresas a la hora de utilizar las redes sociales y, sobre todo, controlar nuestra privacidad y conseguir el objetivo que nos hayamos planteado en ellas.

Los que no lo hacen “confían” en la configuración por defecto de la red social

A pesar de todo eso, los datos del Eurobarómetro realizado por TNS Opinion sobre protección de datos y privacidad arrojan cifras bastante positivas. Según el estudio, el 59% de los españoles ha modificado alguna vez sus opciones de privacidad en redes sociales como Facebook, Twitter o LinkedIn.

Personalmente, me sorprende el dato, que sitúa a España en la media de lo que hacen los internautas de otros países de la Unión Europea. Eso sí, los países del Norte, una vez más, se sitúan en cabeza.

En Reino Unido y Holanda el 71% de los usuarios de redes sociales ha configurado adecuadamente sus opciones de privacidad, seguidos por el 70% de los suecos.

En el lado contrario se encuentra Chipre, donde sólo el 39% de los encuestados señalaron haberse preocupado por cambiar sus opciones de privacidad.

¿Por qué no configuramos las opciones de privacidad?

¿Están demasiado escondidas en las redes sociales las opciones de privacidad? Para saber si ese es el motivo por el que más del 40% de los españoles no las configura, también se puede acudir al informe.

Sorprendentemente, la principal razón es la confianza en que la red social tiene ya de por sí una configuración de privacidad “correcta” (habría que saber qué se entiende por correcto). Sea como sea, esto es lo que respondió el 24% de los encuestados.

No me preocupa tener mis datos personales en una red social” fue la opción señalada por el 19% de los internautas y “No sé como cambiar esas opciones” la mencionó el 16%. El mismo porcentaje también reconocía que no lo había hecho por “falta de tiempo”.

Los jóvenes son, como es lógico, los más dispuestos a cambiar su configuración de privacidad: el 69% de 15 a 24 años lo ha hecho, en comparación con sólo el 36% de las personas de 55 años o más.

Las personas con un mayor nivel de educación son también las que tienen más probabilidades de haber cambiado su configuración de privacidad: así un 64% de las personas que terminaron su educación con 20 años o más han hecho esto, en comparación con el 36% de los encuestados que dejaron los estudios con 15 años o menos.