A través de un comunicado escrito en francés y en árabe, la organización radical autodenominada Estado Islámico se atribuyó la autoría de los ataques perpetrados el viernes en París, en los que han muerto al menos 127 personas y en los que más de 170 personas han resultado heridas, 80 de ellas de gravedad.

El comunicado fue difundido a través de canales en internet de Estado Islámico, de acuerdo con el experto en medios de comunicación yihadistas de la BBC, Peter King.

El grupo dice en el texto que los ataques tuvieron como objetivo mostrar que Francia sigue siendo un “objetivo prioritario”.

La organización califica a París como “la capital de la abominación y la perversión.

“En un ataque sagrado facilitado por Alá, un grupo de creyentes y soldados del califato (…) atacaron la capital de la abominación y la perversión, la que lleva el estandarte de la cruz en Europa”, indica el comunicado.

El presidente de Francia, François Hollande, calificó los ataques como un “acto de guerra” declarado por el grupo radical.

Por medio de un comunicado, el grupo radical manifestó que se trata de la “primera batalla” y es una advertencia para las naciones que quieran seguir interviniendo en el Medio Oriente.

“Ocho hermanos que llevaban cinturones explosivos y rifles de asalto llevaron a cabo un ataque bendito contra la Francia Cruzada”, dice el texto difundido por los yihadistas

“El olor a muerte no va a abandonar sus narices mientras lideren la campaña cruzada”, dice el comunicado.En el texto también afirman que ocho de sus hombres, armados con ametralladoras y con explosivos atados a sus cuerpos cometieron el ataque, los cuales fueron neutralizados por la Policía francesa, luego de que cometieran decenas de asesinatos.

En el texto expresaron que asesinaron a los asistentes a un concierto de rock en el teatro Bataclan por tratarse, según ellos, de una fiesta amoral y desenfrenada.

“(Ellos también atacaron) el Centro de Conferencias Bataclan, donde cientos de apóstatas se habían reunido en una fiesta de prostitución, y otras áreas en los distritos 10, 11 y 18 de manera coordinada”, agregaron.

“Tembló París (…) se estrecharon sus calles y el saldo de víctimas de los ataques fue de al menos 200 cruzados muertos y más heridos, gracias a Dios”, dicen en la carta.

“Dios otorgó a nuestros hermanos su deseo y les dio lo que querían. Ellos detonaron sus cinturones entre los incrédulos después de quedarse sin municiones. Le pedimos a Alá que los acepte entre los mártires”, escribió el Estado Islámico.

Ve la carta completa a continuación.

En una corta declaración en la mañana de este sábado, Hollande dijo que los ataques, llevados a cabo por ocho hombres armados y suicidas, fueron “organizados y planeados desde fuera” con ayuda de personas dentro del territorio francés.

Tras una reunión de seguridad, Hollande dijo que Francia “no tendrá piedad con los bárbaros” y que actuará “con todos los medios en cualquier parte, dentro y fuera del país”.

Los objetivos fueron varios bares y restaurantes, una sala de conciertos y un partido de alto nivel entre las selecciones de Francia y Alemania.

Hollande ha declarado tres días de duelo nacional y ha elevado el nivel de alerta a su máximo nivel.

El presidente francés también ha declarado un estado de emergencia nacional.

Compartir