El Moto X de Motorola es desde hace algunos años, uno de los Smartphone más prometedores del mercado. La idea de un Smartphone con muy buenas prestaciones, buen rendimiento, una experiencia Android muy cercana a la versión “pura” de la plataforma –tal como la libera Google– es algo que tiene un tremendo atractivo para un mercado importante de consumidores y de potenciales clientes para este dispositivo, pero que lamentablemente en años anteriores había presentado pequeños problemas con alguno de sus componentes, que claramente no estaban a la altura de un Smartphone de esas características y estas eran la poca duración de su batería y la no muy buena calidad de su cámara.

Para esta nueva versión, Motorola puso especial énfasis en resolver los problemas de la batería y mejorar sustancialmente la calidad de la cámara del dispositivo. La Serie de Motorola llamada Moto X, cuenta de tres dispositivos, dos de ellos ya están en Chile, los Moto X Play y Style (todavía no ha sido anunciado si el tercer equipo, Force, llegará al país) y tuvimos la oportunidad de probarlos.

Si bien ambos reciben el nombre de “Moto X”, hay diferencias importantes entre el Play y el Style, con este último llevándose el título de “tope de línea”, gracias a su construcción metálica, uso de placas de acrílico o madera en la parte trasera, una fabulosa pantalla de 5,7 pulgadas y resolución quad HD y detalles técnicos tales como: chip Snapgradon 808, 3 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento. En comparación, el Moto X Play ofrece un diseño con carcasa de plástico, un display Full HD de 5,5 pulgadas y detalles técnicos más sencillos, como un procesador Snapdragon 615, 2 GB de RAM y 16 GB de capacidad. En ambos casos, el almacenamiento es ampliable a través de una tarjeta microSD.

Aquí entra un detalle importante del Style y su lanzamiento en Chile. A diferencia de otros países, donde ha sido posicionado como un modelo sub-400 dólares, aquí es un teléfono Premium, con un diseño sólo disponible en bambú y con más capacidad (32 GB frente a los 16 GB base en otros mercados).

Habiendo leído lo anterior, el Moto X Play, es el modelo más conveniente, ya que no muestra problemas de rendimiento, su batería de 3.630 mAh entrega fácilmente un día de autonomía y su pantalla es una de las mejores del mercado, con buen brillo y reproducción de colores, incluso frente a la resolución quad HD del Style (que, dicho sea de paso, también logra una buena autonomía de batería). Ahora si lo que quieres es algo un poco más avanzado, la recomendación clara es el Moto X Style, cuyas características no te defraudaran. Esos si, a un precio algo superior. En ambos casos, la autonomía se ve ayudada por el sistema de carga rápida que incluyen los últimos chips Snapdragon.

La cámara fue uno de los puntos más destacados por Motorola durante el anuncio de los nuevos X, y pese a que los cambios son positivos, no los dejan liderando la industria. Los dos Moto X incluyen sensores de 21 megapixeles, lo que es bastante bueno y sacan buenas fotos, particularmente en situaciones de buena luz, pero al bajar la iluminación ambiente, las fotografías carecen de la nitidez adecuada. La mejora de la cámara igual es importante y es una muy buena mejora, pero todavía no está a la altura de las cámaras de los modelos tope de línea de fabricantes como Samsung, Sony y Apple, lo que siguen liderando el mercado. Un punto negativo, y que se mantiene de las ediciones anteriores, es la aplicación de captura de Motorola, que sigue sin tener un botón para tomar las fotos, mezclando esa acción con la selección de un punto para enfoque.

Cabe mencionar que, tal como viene ocurriendo desde hace dos años, la experiencia Android en los Moto X es una de las mejores del mercado, sin presentar cambios radicales frente a la versión “stock” que libera Google en su serie de teléfonos Nexus. Aquí Motorola aplica sus mejoras, como más control a través de comandos por voz, el sistema de notificaciones con la pantalla apagada (aunque aquí pierde algo de sentido al dejar de usar displays AMOLED) y los gestos que, por ejemplo, permiten abrir la cámara girando la muñeca dos veces.

Veredicto Motorola Moto X Play

Moto X Play
Motorola Moto X Play

El Moto X Play es un cambio a peor para aquellos que tenían un Moto X 2014 pero, sin embargo, es un paso adelante para los que vengan de la gama media-baja como el Moto G o E y quieran dar un paso adelante. Este Smartphone está centrado en consumidores que no están dispuestos a gastarse 600 € en un Smartphone y aun así no quieren renunciar a un equipo en primera línea. Sus únicos puntos negativos son los altavoces mono y que la cámara trasera no es tan buena como podría haber sido. Pero aparte de eso, estamos ante el Motorola de 2015 más sólido y con mejor relación calidad-precio de toda su gama.

Precio referencial: entre 350 – 400 Euros.

Veredicto Motorola Moto X Style

Moto X Style
Motorola Moto X Style

El Moto X Style es un verdadero lujo de dispositivo y compite perfectamente con los últimos lanzamientos del mercado, como el más caro Sony Xperia Z5. Motorola ha hecho un trabajo impecable en la nueva etapa de la línea Moto, especialmente perceptible en las especificaciones de hardware de este último modelo. El único punto en contra es que la capacidad de batería podría ser mayor, ya que el Moto X Style tiene una pantalla de resolución 2K.

Precio referencial: 524 Euros

El Moto X Play es una buena opción económica para los usuarios que quieren un Smartphone con batería y especificaciones por encima de la media, una interfaz ágil y Android puro. Sin embargo, su precio ha bajado a costa de sacrificar materiales y funciones presentes en el modelo anterior, y se queda un poco parco en este sentido.

Lo que no se puede negar, es que los equipos de la serie Moto X, son excelentes desde todo punto de vista, especialmente el Moto X Style, muy completos a con precios bastante normales, puede que no sean los teléfonos con especificaciones más avanzadas, y otros teléfonos ofrecen construcciones con materiales más Premium y funciones como lectores de huella dactilar o cámaras más avanzadas. Pero los Moto X logran mantenerse cada uno como una opción real y valida en el mercado al cual están destinados.