El Aston Martin Vanquish sin lugar a dudas, es una obra de arte. Apasionante ante la mirada de tus ojos, cautivador a los oídos, estimulante al tacto. Es uno de los más impresionantes coches de de Gran Turismo o GT que actualmente existen en el mundo. El modelo del año 2015, es aún más rápido, más rápido y más divertido de conducir, además de que obtiene un mejor rendimiento de combustible.

Su precio, comienza a partir de los US$ 284.995 para el coupé o US$ 302.995 para el roadster Volante (ambos precios sin costo de entrega US$ 2.825), el Aston Martin Vanquish es también uno de los GT más caros del mundo. Como era de esperar de un coche de este tipo, el Aston Martin hace honor a su aspecto, elaborado a mano con materiales exquisitos, incluyendo finas terminaciones en el interior y un fabuloso acabado en el exterior.

Mientras que el aspecto y la sensación del Vanquish es muy similar a la encontrada en la gama Vantage y el Rapide, el top GT de Aston Martin es en muchos sentidos una destilación de lo estético, con un cuerpo de fibra de carbono que lo hace muy liviano y resistente se logra extraer hasta la última gota de potencia de este pura sangre británico.

El interior también es rico y opulento. Asientos acolchados y de cuero cosido a mano, adornos de metal sólido y plástico de alta calidad constituyen la matriz de los materiales usados en este coche. Mientras que el estilo del interior parece un poco anticuado en algunos Aston Martin , el Vanquish se atreve con diseños más modernos.

Los asientos son cómodos, debido a la gran ajustabilidad que ofrecen pensando que este es un modelo de solo dos plazas. Espacio para la cabeza no es un problema para la mayoría de los ocupantes, ya sea en el coupé Vanquish o el Volante. Un asiento trasero vestigial opcional se puede sustituir por una bandeja trasera mucho más funcional, aprovechando al máximo el almacenamiento en la cabina con una red de carga para asegurar artículos durante la conducción. Si elige el Volante, se puede bajar el techo en unos 14 segundos, y a una velocidad de hasta 30 mph.

En cuanto a las actualizaciones de este modelo con el modelo del año anterior, la principal diferencia es la sustitución de la caja de cambios automática de seis velocidades Touchtronic II, con la mucho más suave, más rápida y más eficiente caja automática de ocho velocidades Touchtronic III. Esta nueva caja de cambios, le cambia completamente el carácter al coche, por lo que es más vivo en su conducción deportiva, más suave por la ciudad, y en general más agradable y atractivo para operar, independiente si usted está usando la transmisión en modo automático o bien si está usando el modo más deportivo y agresivo con el paddleshift.

Si usted elige utilizar las paletas de cambio (paddleshift), algunas características interesantes mejoran notablemente la conducción deportiva. Downshifts Multi-relación son posibles únicamente mediante la utilización de la paleta de cambio hacia abajo, permitiendo que el coche seleccione la velocidad más baja posible durante el frenado. El coche también adaptará sus puntos de cambio al estilo del conductor a través del Sistema Adaptativo de Reconocimiento de Conducción.

Por supuesto, esa nueva caja de cambios no es la única actualización para el año 2015. El motor tiene un nuevo sistema de gestión de Bosch, también, para que coincida con el aumento de las capacidades de la nueva transmisión, permitiendo que los 568 caballos de fuerza y ​​465 libras de torsión, el motor de 6.0 litros V-12, lancen el coupé a 60 mph en sólo 3,6 segundos, el Volante da en el blanco en 3,8 segundos. Estas cifras representan una reducción de alrededor de medio segundo contra el modelo del año pasado.

Al conducir el Vanquish, es imposible no olvidar su anchura y la masa del coche, todo hecho de fibra de carbono, pero también es imposible no llevar una sonrisa en el rostro mientras se disfruta de su conducción.

Sonido estridente, increíble empuje, potente agarre todos están disponibles en abundancia.

Para el año modelo 2015, la dirección es un toque más precisa que antes, gracias a un perfil de re-sintonía integrado en la ECU del coche. En cuanto al peso en vacío, el Vanquish marca en la balanza 3.900 libras. El peso es notable en los frenos y en las esquinas, pero nunca es una carga gracias al brillante desempeño del V-12 bajo el capó. Los sistemas de amortiguación también fueron mejorados, esto con el fin de mejorar la conducción del coche, mejorando su estabilidad a altas velocidades como así también su agarre en las curvas, los amortiguadores traseros son un 35% más rígidos y los delanteros un 15% más rígidos, en comparación con el modelo 2014.

La personalización tanto visual como del interior es un tema importante para Aston Martin, esto siempre con el fin de entregarle lo máximo a cada cliente en cuanto a opciones de personalización. Dentro de esto podemos encontrar, nuevas llantas de aleacion ligera de 10 puntas, nuevos colores de pintura, incluyendo un impresionante color llamado Diavolo Red, nuevas opciones en colores del interior incluyendo un color azul-negro (The Dark Knight) y Fandango Pink. Para aquellos que desean un aspecto más deportivo, hay paquetes Carbon Edition que añaden un look especial al coche, tanto por fuera, como por ejemplo faldones más amplio y por dentro, con detalles más exclusivos.

Aston Martin viene con lo que podríamos llamar un lujo básico, el cual consiste en , sistema de navegación, sistema de Bang & Olufsen con una potencia de 1.000 RMS, conexiones para el iPod y el iPhone, sistema de integración para periféricos vía Bluetooth y WiFi.

Sin lugar a dudas un coche sobresaliente desde todo punto de vista. Tanto de manejo como también visualmente, es simplemente uno de esos coches que si lo ves en la calle, definitivamente de detienes a mirarlo, ya que eso es lo que la mayoría de nosotros podemos hacer, ya que su nivel de precios, es solo para algunos, cosa muy habitual cuando hablamos de coches de este segmento.