El tarot es una baraja de naipes a menudo utilizada como medio de consulta e interpretación de hechos (presentes, pasados o futuros), sueños, percepciones o estados emocionales que constituye, además, un tipo de cartomancia.

Sus orígenes datan al menos del siglo XIV. La técnica se basa en la selección de cartas de una baraja especial, que luego son interpretadas por un lector, según el orden o disposición en que han sido seleccionadas o repartidas.

Hasta ahí todo muy bien y bonito, pero analicemos un poco más….

Lo cierto es que las “Lecturas del Tarot” significan una interesante entrada o ingreso de dinero para quien las realiza, eso es algo que ni el mejor Tarotista te va a poder negar. Y como hablamos de una importante cantidad de dinero, los Tarotistas obviamente no van a querer que alguien les quite esa entrada en dinero. La mayoría de los Tarotistas, (no todos)lo único que quieren, es tu dinero y hacerte creer que poseen “poderes especiales” o que están acompañados de “Ángeles Guardianes” que los dirigen en sus lecturas e interpretaciones. Algunos, los más famosos, han incluso escrito libros, con los supuestos porvenires del fututo….de verdad, alguien puede leer el futuro?

Es todo mentira, por supuesto, la lectura de Tarot es fácil, cualquiera puede hacerlo. Solo debes comprar un mazo de cartas y aprender a interpretarlas. (recuerda que las cartas del Tarot son elaboradas en una fábrica y no por algún ser celestial o de origen mágico.)

Otro punto en común que tiene los que leen el Tarot, es la utilización de ciertos artilugios que son más bien estándar, como por ejemplo, van a crear un “ambiente” muy decorado y un entorno altamente perfumado con algún tipo de incienso para dar esa sensación mística y especial, todo esto con el solo fin de sacarte de tu zona de confort y mantener tu mente enfocada en ese entorno (vistiendo la escena) haciéndote más susceptible a ser estafado.

Es ahí cuando usan el truco más viejo del libro, la lectura en frío, con unas pocas palabras muy bien escogidas te hacen pensar que realmente tienen ciertos poderes en el arte de la adivinación, cosa que claramente no es así. Ellos suelen utilizar ciertas técnicas para sacarte información, aunque sea muy básica, para ir armando sobre eso la historia que te cuentan. Recordemos que las personas que buscan ayuda en los Tarotistas, son personas que están pasando por una situación personal difícil o complicada, por lo que su necesidad de reafirmar ciertas cosas es muy superior a la de una persona que se encuentra bien en todo sentido.

Y estas situaciones, los Tarotistas, de alguna manera las captan y lamentablemente se aprovechan de esa situación cobrando en algunas ocasiones, dependiendo de qué tan “famoso” sea el Tarotista, una importante suma de dinero.

Después te ofrecen algunos consejos, que por supuesto es básicamente lo que la persona quería o necesitaba oír.

Pero como todos en algún periodo de nuestras vidas necesitamos que nos digan que algo bueno va a acontecer, sea en cualquier ámbito de nuestras vidas, los visitamos, a sabiendas que la adivinación del futuro no existe, pero vamos igual.

La idea mía, no es decir, ni mucho menos afirmar que todos los Tarotistas sean unos charlatanes, pienso que como en todo orden de cosas, hay buenos y malos, lo importante es que tú te des cuenta donde quién vas, y por sobre todas las cosas, debes convencerte de que la única persona de la cual dependen todas las cosas buenas que están por suceder en tu vida, eres tú y no un tercero sentado frente a un mazo de naipes.

Compartir