La goleada de 5-2 del Barcelona sobre el Rayo Vallecano hace pensar que Claudio Bravo tuvo poco y nada de trabajo este sábado en la Liga española. Pero no.

El portero chileno Claudio Bravo, fue fundamental. Su extraordinaria actuación cimentó el aplastante triunfo de su equipo, pues mostró todo su nivel en un momento clave del partido.

Primero en la etapa inicial con un par de jugadas que lo hicieron protagonistas. Pero lo mejor de la tarde llegaría en el complemento.

Cuando el encuentro estaba 2-1 a favor del conjunto azulgrana, el capitán de la selección apreció en gloria y majestad para evitar la conquista del elenco rival.

Fue en el inicio del segundo tiempo. El Rayo salió con todo por el empate, pero al frente se encontró con un Bravo sólido.

Fueron tres las ocasiones en que Claudio Bravo, el meta chileno salvó al Barcelona. Dos mano a mano y un tapada abajo sirvieron para que se ganara todos los aplausos del Camp Nou.

Las reiteradas atajadas del nacional evitaron el empate rival cuando su equipo más sufría y de paso le dio vida a los catalanes, quienes de la mano de Neymar terminaron sentenciando la goleada.

Si bien Bravo tuvo una jornada extraordinaria, bien pudo enterrar su gran tarde con un error que cometió al intentar salir jugando. Afortunadamente se repuso y la situación no terminó en gol.

En tanto, en las dos anotaciones del Rayo el arquero no tuvo mucho que hacer.

El chileno Claudio Bravo no fue el único que tuvo una excelente presentación, también lo hizo Neymar quien anotó cuatro goles.