Lamentablemente ya ha pasado más de un año desde que , Michael Shumacher, ex piloto de la escudería Ferrari y siete veces campeón del mundo de la formula uno, abandonara el hospital para continuar la recuperación en su hogar, después del grave accidente que lo tuvo cerca de cuatro meses en coma.

Y la rehabilitación del deportista ha sido muy lenta. Y hasta la fecha, son muy pocos o casi nulos los avances del germano desde que dejara el centro asistencial.

“Los progresos de Michael Schumacher son extremadamente lentos y no se vislumbra un milagro a corto plazo”, escribe este miércoles el Daily Express inglés, citando a una fuente cercana a la familia del “Kaiser”, según la cual Schumi estaría pesando hoy menos de 45 kilos.

De acuerdo a la información del citado medio, el siete veces campeón del mundo sigue siendo incapaz de hablar y caminar y su conciencia sigue siendo muy limitada. Schumacher está siendo tratado por un equipo de quince médicos en su casa de Gland.

Según el doctor Payen, que trató al alemán en Grenoble tras el accidente, habrá que esperar “al menos tres años” para ver alguna mejoría.

Schumacher es seguido a diario por un equipo médico de 15 especialistas, incluyendo neurólogos, fisioterapeutas y logopedas.

Los médicos fueron claros desde el principio: el progreso sería lento y difícil. Sin embargo y a pesar de la extrema confidencialidad de la familia, se conoce que aún no ha podido hablar y es capaz de “comunicarse” sólo moviendo los ojos. Además, se sabe que muchas veces llora cuando oye la voz de su esposa y niños.

Compartir