ADVERTENCIA: Contiene imágenes que pueden herir su sensibilidad.

Imagen de un bote sobre la playa
Muchos emigrantes intentan hacer el peligroso trayecto desde Bodrum en Turquía hasta la isla de Kos en Grecia.
 Era un nuevo grupo de casi 30 sirios el que intentaba llegar a Grecia. Al menos 12 de ellos se ahogaron frente a las costas de Turquía cuando se hundió su pequeña embarcación.

La tragedia cobró mayor dimensión cuando empezaron a circular fotografías de una de las víctimas: un niño pequeño que yace boca abajo sobre la arena de la playa.

Se llamaba Aylan. Tenía tres años de edad. Se ahogó junto hermano Galip, de cinco años, y su madre, Rihan.

Su padre, Abdullah Kurdi, sobrevivió.

Pero todos son víctimas de una crisis que ya ha cobrado innumerables vidas humanas.

La imagen, distribuida por una agencia de noticia de Turquía ha circulado en Twitter acompañada por el hashtag #KiyiyaVuranInsanlik (que en castellano se traduciría como “la humanidad que trajo la marea”).

ADVERTENCIA: La imagen abajo puede herir su sensibilidad.

Imagen de un policía turco cargando el cadáver de un niño ahogado
La imagen del cadáver del niño ahogado fue divulgada en una serie de fotografías de una agencia de noticias turca.

Miles de migrantes han muerto este año intentando llegar a las costas de Europa.

La Guardia Costera de Turquía indicó que los migrantes habían partido en la mañana del miércoles de la península turca de Bodrum rumbo a la isla griega de Kos, pero las dos embarcaciones en las que viajaban se hundieron poco después de zarpar.

Doce cadáveres, incluyendo los de cinco niños, fueron recuperados. Se informó que otras 15 personas lograron sobrevivir, algunas de las cuales pudieron llegar a la orilla usando chalecos salvavidas.

La Guardia Costera continuaba trabajando en la búsqueda de tres personas que aún están desaparecidas.

Tragedia migratoria en progreso

La imagen del niño, vistiendo una camiseta roja y acostado boca abajo en la arena cerca de Bodrum, fue publicada poco después del suceso.

La BBC ha decidido publicar sólo una fotografía del niño, en la que aparece siendo cargado por un agente de la policía turca.

ADVERTENCIA: La imagen abajo puede herir su sensibilidad.

Portadas de los periódicos británicos
Las imágenes coparon las portadas de los principales diarios europeos.
 

Varios medios de comunicación han publicado fotografías más explícitas del pequeño.

Lea también: El otro lado de la crisis migratoria europea: los miles de islandeses que ofrecen sus hogares

El diario británico The Independent afirmó que había decidido usar las imágenes en su página web porque “en medio de las palabras frecuentemente superficiales sobre la ‘actual crisis migratoria’ resulta muy fácil olvidar la situación desesperada que enfrentan muchos refugiados”.

Pese a las reacciones que la fotografía ha causado en internet, ha habido pocas declaraciones de los políticos en toda Europa.

Yvette Cooper, una de las aspirantes a liderar el Partido Laborista de Reino Unido, dijo que la imagen muestra que “no podemos seguir dando la espalda” a este tema.

Peligroso trayecto

Las historias de tragedias no detiene a los migrantes que siguen huyendo del conflicto en Siria.

“Cuando las madres están desesperadamente intentando evitar que sus bebés se ahoguen cuando sus botes se han volcado (…) Reino Unido necesita actuar”.

La agencia de noticias turca Dogan informó que el niño y el resto de los náufragos eran sirios procedentes de la asediada ciudad de Kobane que huyeron a Turquía el año pasado intentando escapar de las milicias de Estado Islámico.

Familiares de las víctimas confirmaron que se trata de ciudadanos sirios.

Unos 350.000 emigrantes han recorrido el peligroso trayecto para alcanzar las costas de Europa desde enero de este año, de acuerdo con datos divulgados el martes por la Organización Internacional de Migraciones (OIM).

Te puede interesar: España acogerá a refugiados sirios

En ese lapso, más de 2.600 emigrantes se han ahogado intentando cruzar el Mediterráneo, según la OIM.

A inicios de esta semana, el gobierno de Turquía aseguró que su Guardia Costera rescató a más de 42.000 emigrantes en el Mar Egeo durante los primeros cinco meses de 2015 y a más de 2.160 durante la última semana.

Compartir