Floyd Mayweather prepara en su gimnasio de Las Vegas su próximo combate ante André Berto, previsto para el próximo 12 de septiembre, en el que será posiblemente su adiós a la competición tras haber acumulado un balance de 48-0 en el total de sus combates, permaneciendo invicto en toda su trayectoria. Fiel a su estilo de ostentación y de querer mostrar, siempre que puede, sus lujosos caprichos, el púgil americano apareció en las puertas de su gimnasio al volante de su última adquisición: un impresionante ‘Koenigsegg’ en color plata valorado en 4,8 millones de dólares (4,25 millones de euros), que lo hace el coche más caro del mercado en la actualidad

Mayweather apareció al volante de su lujoso coche acaparando las cámaras de los periodistas que lo esperaban a las puertas de su club de boxeo. Floyd ostenta una de las flotas de vehículos más exclusivas del mundo, que incluye tres Bugattis y un Ferrari blanco 458.

los autos de mayweather
Las otras “joyitas” de Mayweather

Su último capricho es el vehículo de fabricación sueca ‘Koenigsegg CCXR Trevita’ con acabados de plata con el que ha podido verse al campeón paseando por Las Vegas. Esta ‘bestia’ del asfalto produce la friolera de 1018 CV de potencia y acelera de 0 a 100 en poco más de tres segundos.

El Koenigsegg CCXR Trevita es el primer superdeportivo street legal (legal en carretera). Sólo se producirán tres CCXR Trevita, por lo que es el más raro y exclusivo de los vehículos fabricados por Koenigsegg. Los tres coches contarán con la carrocería Koenigsegg de diamantes, doble ala trasera de carbono, inconel sistema de escape, frenos cerámicos de carbono con ABS, bolsas de aire, cambios en el volante, crono grupo de instrumentos, sistema de información y entretenimiento, sistema de control neumático y un sistema de elevación hidráulico. Una joya sobre ruedas al alcance de muy pocos.