El holandés Tom Domoulin (Giant) ganó en la exigente Cumbre del Sol, en Benitachell (Alicante), la 9ª etapa de la Vuelta a España, tras la que además se vistió con el maillot rojo de líder de la carrera, desbancando al colombiano Esteban Chaves.

En una jornada con 168 kilómetros de recorrido y un último puerto, corto (4 kilómetros), pero con rampas de hasta el 19% de desnivel, el ciclista holandés se impuso en la llegada al británico Chris Froome y al español Joaquim ‘Purito’ Rodríguez.

El joven ciclista holandés, de 24 años y que hasta ahora había destacado por ser un buen contrarrelojista, que ya había vestido de rojo en la 6ª etapa, sorprendió, no solo al mantenerse con el grupo de los favoritos en el ascenso final, sino al superarles en la línea de meta.

El líder al inicio de la jornada, el colombiano Chaves, entró en meta en 15ª posición, a 59 segundos del ganador de etapa y nuevo maillot rojo.

En la general, Dumoulin aventaja a ‘Purito’ en 57 segundos; en 59, a Chaves; en 1’07”, al irlandés Nicolas Roche; y en 1’09”, al español Alejandro Valverde, que sufrió una aparatosa caída en el transcurso de la etapa.

Del resto de favoritos, el italiano Fabio Aru está a 1’13” del liderato y los dos primeros clasificados del pasado Tour de Francia están también a poco más de un minuto: Nairo Quintana, a 1’17”, y un segundo peor se encuentra Froome, ganador de la ‘Grande Boucle’ en julio.

El lunes se disputa la 10ª etapa, con 146 kilómetros de recorrido entre Valencia y Castellón, una jornada que deber ser de transición antes del descanso en la víspera de la etapa reina de esta 70ª edición de la Vuelta, en Andorra, con seis puertos de montaña (uno de categoría especial, cinco de primera y un segunda) en 138 kilómetros, que debe provocar ya una selección entre los verdaderos aspirantes a la victoria en Madrid.

Compartir