Subway y McDonal’s son dos de las compañías que tienen más representación en el globo, con más de 36 mil locales cada una. McDonal’s Chile forma parte de Arcos Dorados, la mayor franquicia de la marca en Latinoamérica, que cuenta con 1.959 restaurantes en  20 países del continente y más de 100 mil  empleados. Desde que se abrió el primer local en Kennedy han pasado 25 años y hoy con 78 restaurantes, tiene presencia desde Arica a Puerto Montt. “McDonald´s es la cadena de comida rápida más importante del mundo y en nuestro país da empleo a más de 4.200 personas. El 90% de nuestros ingredientes y proveedores son locales”, dice Carlos González, gerente general de McDonald’s.

Junto a esas franquicias, la lista de las más habituales en el mundo, según Franchise Direct,  también está compuesta por: Anytime Fitness, una cadena de gimnasios; cadenas de restaurantes como Papa Johns, KFC, Pizza Hut, Taco Bell; las redes de hoteles Marriot, Intercontinental y Hilton; los productos de bienestar GNC Live Well; y la de arriendo de vehículos Hertz.

El “Estudio de las franquicias en Chile” establece que la inversión requerida por local para abrir un negocio es, en un 60% de los casos, es inferior a los US$100 mil y en un 82% inferior a los US$200 mil. Esto demuestra la accesibilidad de este formato de negocios a pequeños inversionistas o emprendedores. El plazo de recuperación de la inversión se ha reducido a menos de dos años, siendo éste 21 meses, con una utilidad promedio del 23% sobre las ventas.

Más que negocios

Sin embargo, desde hace tiempo las franquicias parecen haber dejado la idea de sólo producir. Por ejemplo, en nuestro país opera la Fundación para la Infancia Ronald McDonals Chile, la cual se dedica desde hace 16 años a brindar bienestar y contención a familias con hijos en tratamientos médicos prolongados en hospitales del sistema público.

De acuerdo a la Asociación Internacional de Franquicias (IFA), hay más de 800 franquicias que operan internacionalmente y este año al menos 100 empezarán su expansión. Sólo durante 2014 representó el 3% del PIB de EEUU.

Una de las que llegó recientemente a nuestro país y que a menos de un año ha sido Paul,  donde baguettes, croissants, eclairs, macarons, quiches, ensaladas francesas y crepes son algunos de los productos que podrá disfrutar. “Somos mundialmente conocidos por la alta calidad de nuestros panes, especialmente de los tradicionales baguettes, como también de nuestros pain au chocolat y croissants. Los macarons de Paul también son un orgullo y siempre están entre los preferidos de nuestros clientes”, dice  Jorge Goles, CEO de Paul Chile. Paul cuenta con un diseño característico, que se repite en todos los locales alrededor del mundo. “Si bien las fachadas y la gráfica es igual en todas nuestras tiendas, cada una tiene su alma especial y antigüedades únicas”, cuenta Goles.

Compartir