El golero alemán tuvo un pobre desempeño en la goleada de los Leones por la Supercopa.

Athletic de Bilbao humilló a Barcelona en la final de ida de la Supercopa de España. Los catalanes cumplieron una decepcionante actuación sobre todo en la parte defensiva.

Uno de los que estuvo más bajo fue el arquero Marc-André Ter Stegen. El alemán fue una de las sorpresas en la nómina de Luis Enrique quien optó por el europeo en desmedro de Claudio Bravo quien estuvo en la banca.

Debido a esto, la prensa española destacó la gran cantidad de goles que el germano ha recibido en los últimos dos partidos de su equipo (ocho). En efecto, esta cantidad equivale a la mitad de los tantos que le anotaron en la temporada anterior.

“El guardameta del Barcelona realizó una primera temporada espectacular defendiendo la portería en la Copa del Rey y en la Champions. En estas competiciones encajó 16 goles, 11 en Champions y cinco en la Copa, el doble de los que ha encajado en los dos partidos oficiales de la temporada 15-16. Aunque no han sido culpa suya, tendremos que ver si Luis Enrique sigue confiando en el alemán o si da la titularidad a Bravo en la vuelta de la Supercopa de España en el Camp Nou”, señala una publicaión de Sport.

En tanto, en Mundo Deportivo calificaron de “imprudente” la actuación del futbolista: “Después de jugar la Supercopa de Europa repitió en la de España. No apuntaban a eso las quinielas, pero tras los cuatro goles de Tiflis, Luis Enrique ratificó al meta alemán. Le pudo el exceso de confianza en ese despeje insensato y tuvo la mala suerte que a San José le salió el remate de su vida desde su Pamplona natal. Luego, Aduriz lo despedazó en cada remate, que acabó dentro”.

Ter Stegen fue señalado como uno de los responsables en el inesperado tropiezo en San Mamés. El portero tuvo una clara responsabilidad en el primer gol del Athletic cuando quedó a medio camino dejando su arco al descubierto.

Compartir