Los investigadores del caso señalaron que “posibles” partes de un misil BUK de fabricación rusa fueron identificados en el lugar de los hechos.

“Posibles” restos de un misil BUK de fabricación rusa fueron encontrados en el este de Ucrania, en el lugar donde cayó el MH17 de Malaysia Airlines en julio de 2014.

Según indicó la agencia AFP, los investigadores del caso identificaron las parte “posiblemente procedentes de un misil BUK tierra-aire”, según indicó un comunicado conjunto de la fiscalía y los servicios de seguridad holandeses.

Compartir