El técnico de los Gunners admitió que en la derrota ante West Ham United “nuestra actuación no fue convincente”.

Primer partido en la Premier League, primera derrota. Arsenal fue superado por West Ham United, y Arsene Wenger no estaba nada contento en la conferencia de prensa tras el encuentro.

“Nuestra actuación no fue convincente en los dos aspectos del juego, atacando y defendiendo. En el global fuimos castigados, siento que concedimos dos goles y fueron en los momentos equivocados. Nos autoimpusimos una montaña para escalar. Sabía que iba a ser un partido complejo, ya que West Ham está más avanzado en su preparación al haber disputado muchos juegos oficiales por Europa League”, declaró el francés, que incluyó a Alexis Sánchez en el segundo tiempo.

El técnico admitió que “sentí que estábamos un poco nerviosos y complicamos nuestro juego un poco. En el primer tiempo queríamos llegar muy rápido adelante. No creo que hayamos estado confiados, sí muy nerviosos, quizás”.

En Londres se habla de un posible refuerzo bombástico para Arsenal, y el nombre de Karim Benzema se escucha fuerte. “Si aparece una solución excepcional, la usaremos. Pero después de una derrota como esta, es importante no siempre pensar que tomaremos una solución de afuera”, cree Wenger.

Compartir