Al menos 16 policías murieron y otros dos resultaron heridos este martes al estrellarse un helicóptero en las selvas de Urabá, departamento de Antioquia.

El aparato, un Blackhawk, estaba trasladando a los uniformados en el marco de una operación contra bandas criminales que operan en esa zona del norte de Colombia.

El comandante de la Policía, general Rodolfo Palomino, confirmó lo ocurrido vía Twitter.

“Con profundo dolor les quiero informar que 15 hermanos policías fallecieron mientras se desplazaban en un helicóptero en el Urabá”, escribió Palomino.

Los heridos

Al parecer el aparato chocó contra una ladera antes de estrellarse, al parecer por condiciones meteorológicas adversas, según explicó en rueda de prensa el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

avión

El pasado viernes once militares murieron luego de que un avión de la Fuerza Aérea Colombiana se estrellara.

“Estamos en plena investigación y lo más probable es que el helicóptero haya impactado contra una ladera a 120 nudos de velocidad, unos 180 kilómetros (por hora), posiblemente por nubosidad baja porque el helicóptero se encontró absolutamente destrozado”, detalló Villegas.

Entre los fallecidos hay dos capitanes, un subteniente, dos suboficiales y diez patrulleros.

Janeth Cristina Castaño, médica de la Clínica Panamericana, en la localidad de Apartadó, dijo al diario bogotano El Tiempo que recibió a los dos únicos sobrevivientes de la tragedia.

Uno de ellos se encuentra en estado muy crítico debido a que tiene quemaduras en el 50% del cuerpo y una fractura de fémur.

El otro paciente está estable aunque tiene quemaduras en el 20% de su cuerpo y fractura en la tibia.

El pasado viernes once militares murieron luego de que un avión de la Fuerza Aérea Colombiana se estrellara en una zona rural del municipio de Agustín Codazzi, también en el norte del país.