Moscú (en ruso: Москва, transliterado como Moskvá, AFI /mɐˈskva/ ) es la capital y sujeto federal más poblado de Rusia. La ciudad es un importante centro político, económico, cultural y científico de Rusia y del continente. Moscú es la megaciudad más septentrional de la Tierra, la segunda ciudad más poblada de Europa después de Estambul,[3] [4] [5] y la sexta ciudad más poblada del mundo. Su población es de 12.108.257[6] habitantes. En virtud de su expansión territorial al suroeste del óblast de Moscú, el 1 de julio de 2012 la capital aumentó su área en 2,5 veces, desde unos 1.000 km² hasta 2.500 km², y ganó una población adicional de 230.000 habitantes.[7]

Moscú está localizada a orillas del río Moskvá, en el Distrito Federal Central de la Rusia europea. En el curso de su historia, la ciudad ha servido como capital de una progresión de estados, desde el Gran Ducado de Moscú de la Edad Media y el zarismo posterior de Rusia a la Unión Soviética. Moscú es el hogar del Kremlin de Moscú, una antigua fortaleza que hoy es la residencia del presidente de Rusia y del poder ejecutivo del Gobierno de Rusia. El Kremlin también es uno de los varios sitios que son Patrimonio de la Humanidad en la ciudad.[8] Ambas cámaras del Parlamento ruso (la Duma Estatal y el Consejo de la Federación) también tienen su sede en Moscú.

La ciudad es servida por una amplia red de transporte que incluye tres aeropuertos internacionales, nueve estaciones de ferrocarril y uno de los más profundos sistemas de metro del mundo, el Metro de Moscú, solo superada por Tokio, en términos de número de pasajeros. Su suburbano es reconocido como uno de los más ricos y variados arquitectónicamente en sus 185 estaciones que tiene repartidas a lo largo de la ciudad. Según la publicación Forbes 2011, Moscú tiene la segunda mayor comunidad de multimillonarios en el mundo.

Compartir