El Ferrari 458 Italia es un modelo realizado empleando la tecnología y la experiencia que atesora Ferrari en la Formula 1 con la colaboración de Michael Schumacher y que cuenta con un motor 4.5 V8 de Ferrari con 570 CV, el motor más eficiente que se haya empleado nunca en un cavallino rampante. Su versión más radical, el Ferrari 458 Speciale, alcanza los 605 CV.

El Ferrari 458 Italia cuenta con el primer motor central trasero de inyección directa en un Ferrari con 4499 cc y capaz de desarrollar 570 CV de potencia a 9000 rpm, con exactamente 127 CV/litro, sin duda alguna un hito en la eficiencia de los motores Ferrari.

El par máximo es de 540 Nm a 6000 rpm, aunque lo más importante de este motor es que presume de ofrecer un par muy alto a bajas revoluciones, de hecho a tan solo 3250 rpm desarrolla más de un 80% del par máximo. La eficiencia del nuevo motor se ve reflejada en los consumos que se reducen a unos 13,7 litros/100 km (ciclo combinado) con unas emisiones de 320 g/km de CO2. Evidentemente no será suficiente como para convencer a ningún ecologista, pero sí son unas cifras de consumo inéditas en un Ferrari de estas características y superan con creces a las del antiguo Ferrari F430.

El motor 4.5 V8 del Ferrari 458 Italia está asociado a una caja de cambios de siete velocidades con doble embrague desarrollada específicamente para ofrecer un rendimiento deportivo con marchas cortas que desarrollen el máximo par a bajas revoluciones y con una séptima marcha larga para alcanzar la máxima velocidad punta. Esta máquina es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 325 km/h.

El chasis ha sido construido en aluminio utilizando algunas aleaciones que se emplean en la industria aeroespacial. Además los ingenieros han conseguido una distribución de pesos óptima con el 58% sobre el eje trasero y el resto en el eje delantero. El nuevo chasis integrará los diferenciales E-Diff y F1-Trac, que estarán controlados por la propia ECU y que consiguen incrementar la aceleración a la salida de las curvas en un 32%. Cuenta con frenos ABS de alto rendimiento capaces de frenar de 100 km/h a 0 en tan solo 32,5 metros.

Compartir