Diana Frances Spencer fue la hija menor del matrimonio entre John Spencer, VIII conde de Spencer y su primera esposa, Frances Ruth Burke Roche. Nació en Sandringham House, Norfolk, Inglaterra, el 1 de julio de 1961 a las 6:45 de la tarde. Bautizada en la iglesia de Santa María Magdalena por el reverendo Percy Herbert (rector de la iglesia y exobispo de Norwich y Blackburn), tuvo como uno de sus padrinos a John Floyd, presidente de Christie’s. Fue la tercera hija de la familia, precedida por Lady Sarah Spencer (1955), Lady Jane Spencer (1957) y John Spencer (1960); y seguida por Charles Spencer (1964). En rigor Diana no era de origen plebeyo (commoner), como es el caso de Catalina de Cambridge.

A raíz del divorcio de sus padres en 1969, Diana, su madre y un hermano menor tuvieron que ir a vivir a un apartamento en Knightsbridge, Londres, donde asistió a una escuela regular. La Navidad de ese año, John Spencer les negó a ella y su madre el regreso a Londres. Lady Althorp (no llegó nunca a ser condesa de Spencer, ya que el divorcio se produjo antes de que su exmarido heredase el título) fue demandada por la custodia de sus hijos y un testimonio de lady Fermoy en contra de su hija durante el juicio contribuyó a la decisión del tribunal para otorgar la custodia de Diana y su hermano a su padre.

En 1976, John Spencer se casó con Raine, condesa de Dartmouth, la única hija de la novelista romántica Barbara Cartland. Tras ser nombrada como la “otra parte” en la Dartmouths, se divorció. Durante ese tiempo Diana viajó por todo el país, compartiendo tiempo con su padre en Northamptonshire, y con su madre en la isla de Seil frente a la costa occidental de Escocia. Al igual que sus hermanos, nunca llegó a vivir en compañía de su madrastra.[:en]Diana Frances Spencer fue la hija menor del matrimonio entre John Spencer, VIII conde de Spencer y su primera esposa, Frances Ruth Burke Roche. Nació en Sandringham House, Norfolk, Inglaterra, el 1 de julio de 1961 a las 6:45 de la tarde. Bautizada en la iglesia de Santa María Magdalena por el reverendo Percy Herbert (rector de la iglesia y exobispo de Norwich y Blackburn), tuvo como uno de sus padrinos a John Floyd, presidente de Christie’s. Fue la tercera hija de la familia, precedida por Lady Sarah Spencer (1955), Lady Jane Spencer (1957) y John Spencer (1960); y seguida por Charles Spencer (1964). En rigor Diana no era de origen plebeyo (commoner), como es el caso de Catalina de Cambridge.

A raíz del divorcio de sus padres en 1969, Diana, su madre y un hermano menor tuvieron que ir a vivir a un apartamento en Knightsbridge, Londres, donde asistió a una escuela regular. La Navidad de ese año, John Spencer les negó a ella y su madre el regreso a Londres. Lady Althorp (no llegó nunca a ser condesa de Spencer, ya que el divorcio se produjo antes de que su exmarido heredase el título) fue demandada por la custodia de sus hijos y un testimonio de lady Fermoy en contra de su hija durante el juicio contribuyó a la decisión del tribunal para otorgar la custodia de Diana y su hermano a su padre.

En 1976, John Spencer se casó con Raine, condesa de Dartmouth, la única hija de la novelista romántica Barbara Cartland. Tras ser nombrada como la “otra parte” en la Dartmouths, se divorció. Durante ese tiempo Diana viajó por todo el país, compartiendo tiempo con su padre en Northamptonshire, y con su madre en la isla de Seil frente a la costa occidental de Escocia. Al igual que sus hermanos, nunca llegó a vivir en compañía de su madrastra.

Compartir