De acuerdo al portal de noticias de farándula estadounidense TMZ, la protagonista de “Alias” y el ganador de dos premios Oscar (por “Argo” y “En busca del destino”) intentaron superar sus diferencias durante años, pero no lograron los resultados que esperaban.

Según fuentes cercanas a Garner, lo más difícil para ella era lidiar con las aficiones de Ben Affleck: el alcohol y las apuestas. Aunque el actor y cineasta no tiene problemas de adicción, sí disfruta mucho de ambos elementos y no tiene intenciones de dejarlos de lado.

Compartir